Los anuncios de video son un formato de anuncios que origina un nuevo medio de comunicación entre anunciantes y clientes. Este formato permite transmitir el valor del producto, servicio o marca a través anuncios multimedia.

Se trata de anuncios con un video integrado que se reproducen al hacer clic en ellos. El anuncio de video aparece como una imagen estática hasta que el usuario hace clic en el mismo o en el botón de reproducción. El hecho de que el propio usuario sea quien inicia el video implica una mayor participación y una mayor receptividad por parte del mismo. En el momento en que el usuario haga nuevamente clic en el anuncio, accederá automáticamente al sitio web del anunciante.

El video aparece en formato Flash, por lo que no es necesario que los usuarios instalen nada. Además, no hay gastos de hosting ni de servicio, ya que es Google el que aloja y transmite el video.


Como todos los nuevos formatos, este tipo de anuncios son publicados en los sitios de la red de contenido de Google, por lo que pueden utilizarse en campañas orientadas por sitio o en campañas contextuales.

En las campañas orientadas por sitio se pueden seleccionar los sitios de la red de contenido de Google donde se desea que los anuncios se muestren. En este caso, es importante seleccionar sitios en los que el público objetivo pueda estar interesado. Si existe algún sector demográfico al que se desea orientar el anuncio, es conveniente seleccionar los sitios según los datos demográficos de la herramienta de sitios web.

Al igual que sucede con los demás anuncios de AdWords, se elige el costo que se desea pagar por los anuncios de video. Se puede optar por el costo por clic mediante la orientación por contenido, o bien por el costo por cada mil impresiones mediante la orientación por sitio. Si se elige la primera opción, se pagará cada vez que un usuario acceda a su sitio web a través del anuncio, no cada vez que alguien haga clic en la imagen de apertura o el botón de reproducción. No obstante, es recomendable optar por la oferta por impresión en lugar de por clic; de este modo, los porcentajes de clics inferiores no afectarán a la posición del anuncio.

Por último, se puede medir la efectividad del anuncio a través de los informes de AdWords. En los informes sobre los anuncios de video aparecen los clics, el porcentaje de clics, las impresiones y el costo por clic / costo por impresión. También cuentan con una columna adicional, en la que se refleja el porcentaje de reproducción, es decir, el número de veces que el video se reproduce dividido por el número de impresiones que recibe.

Para obtener más información acerca de los anuncios de video, visite el Centro de Asistencia de AdWords.

Autora: Esther Bordera, el equipo de AdWords de Google