En el último post les contamos la historia de Juan, Pedro y María, aquellos tres anunciantes con diferentes niveles de calidad que competían todos por una misma palabra. ¿Qué sucedería si uno de los anunciantes mejora su índice de calidad? La respuesta es simple. A mayor nivel de calidad, menor será el costo que pague por clic. Veamos por qué. Supongamos que tras mejoras en la calidad de la página de destino, el índice de calidad de María pasa de 8 a 10. La nueva tabla de ranking de los anuncios sería la siguiente:

Respecto a la publicación de los anuncios, vemos que no hay cambios. Tanto el anuncio de María como el de Juan serán los que se muestren. Sin embargo, ¿pagará María el mismo precio que en el escenario anterior? La respuesta es NO. Debido a sus mejoras en el índice de calidad, el precio por clic que María debería pagar será menor.
Si recordamos:
p(m)=p(p)*I(p)=R(p)/I(m)=12/10=$1.20
Como vemos, mejoras en la calidad de los anuncios reducen efectivamente el CPC que María debe pagar.
¿Qué lecciones debemos aprender de estos dos posts?
1) El éxito del programa de AdWords radica en ofrecer a usuarios interesados anuncios de calidad por lo que siempre se debe trabajar sobre la calidad de los anuncios y las palabras clave para:
a. reducir los costos del anunciante
b. maximizar el retorno sobre la inversión
2) Poner un CPC máximo alto no me garantizará los primeros lugares de publicación, mi anuncio debe ser además relevante y útil para el usuario.
3) La naturaleza dinámica de AdWords nos brinda muchas oportunidades, pero a la vez nos obliga a constantemente chequear el progreso de nuestros anuncios.
Agradecemos que haya seguido esta lección particularmente difícil y extensa. Estamos aquí para atender las necesidades de nuestros usuarios y anunciantes y cualquier cuestión que no le quede clara, ¡no dude en contactarnos!


Autor: Mariano Xavier Otero, el Equipo de AdWords de Google