Utilizando una tecnología de amplia difusión denominada SSL (Secure Socket Layer, Nivel de conexión de seguridad). De esta manera, se protege la información de tu tarjeta de crédito y otros datos personales. Cuando recibimos esta información, la guardamos tras un cortafuegos y, además, ciframos los datos importantes en la información de facturación.

Somos conscientes de que contratar una campaña publicitaria en línea implica una gran confianza. Por eso, Google se toma la confianza depositada por los usuarios muy en serio. Nuestra máxima prioridad es garantizar la seguridad y la confidencialidad de la información de todos nuestros usuarios.

Por eso, cuando facilitas los datos de facturación a través de nuestro formulario en línea, Google trabaja con terceros para verificarlos y procesarlos. Tu información personal está cifrada y ni Google ni sus socios de facturación la comparten ni la venden. La información facilitada se utilizará únicamente para los fines con los que se ha enviado.

Para obtener más información sobre la política de privacidad, consulte aquí.

Autora: Victoria Criado, el equipo de AdWords de Google. Publicado por Lucila Schcolnik.