Con una audiencia global de 800 millones de visitantes mensuales a YouTube, cada día es como anunciar durante el Super Bowl, y un vídeo puede ser suficiente para lanzar un negocio. 

Pero hacer marketing del negocio con vídeo no es algo que la mayoría de las pequeñas y medianas empresas consideren, incluso como algo posible, ya que solo el proceso de comprar un anuncio en video puede requerir un costo inicial alto o requerir un aviso para TV generalmente muy caro. 

Sin embargo, muchos negocios han encontrado éxito en YouTube, compartiendo videos que demuestran lo que tienen para ofrecer, lo que dicen sus clientes o, simplemente, cómo funciona algún producto. 

Para ayudar a más empresas a jugar a lo grande con vídeo, estamos presentando hoy un número de nuevos productos, recursos y herramientas: 


Google AdWords para video al alcance de todos: Similar a la publicidad asociada con los términos de búsqueda - en la que se paga por los clics y se establece un presupuesto propio - hemos creado un nuevo modelo de publicidad en video. Con Google AdWords para video, el cliente solo paga cuando alguien elige ver su anuncio y puede crear y administrar campañas de video desde la misma plataforma donde administra sus campañas de search y display. 

Se puede crear una cuenta y comenzar la promoción del primer video en menos de 5 minutos. Con AdWords para vídeo, se puede: 

1. Encontrar la audiencia adecuada: AdWords para video ofrece una gama de opciones para llegar al público adecuado. Por ejemplo, se puede promover un video para que aparezca en los resultados de búsqueda de YouTube, o se puede optar por mostrar el anuncio contra los contenidos que más le interesen a sus clientes - tales como deportes o música. Además es posible conectarse con su audiencia en YouTube y la Red de Display de Google, que incluye a millones de sitios web. AdWords para video se conecta con la cuenta actual de YouTube y de esa forma se puede iniciar una campaña con los vídeos ya existentes.

2. Medir la efectividad de la inversión: En promedio, hemos encontrado que los anuncios de video de YouTube generan un aumento del 20 por ciento en el tráfico a un sitio web y un aumento del 5 por ciento en las búsquedas (Google Campaign Insights, 2011). Con AdWords para video se puede ver cómo los espectadores se están relacionando con la marca durante y después de ver su anuncio. Se puede ver cuántas personas vieron el video completo, visitaron el sitio web, permanecieron en el canal para ver otro video, o se suscribieron al canal después de ver el anuncio. 

3. Pagar solo por las vistas que cuentan: Con los anuncios de vídeo TrueView solo se paga cuando los espectadores eligen ver el anuncio. De esa manera, cuando los espectadores deciden saltar el anuncio porque no están interesados o ya han visto el video, no se cobrará nada. Esto significa que el presupuesto de publicidad se centra en los espectadores interesados. Al poder mostrar mediante en una superposición en el vídeo una llamada a la acción, el anunciante puede hablar de una oferta específica, compartir más información sobre su negocio, o dirigir el tráfico a su sitio web. 

Para promover un video, se puede empezar con AdWords para video. Más novedades en nuestra página de Google+ YouTube for Marketers. 

Autor: Baljeet Singh, Gerente de Grupo de Productos, YouTube